Macarons de Chocolate

  • Macarons de Vainilla

  • Macarons de Cacahuete

  • Macarons de Pistacho

  • Macarons de Chocolate

  • Macarons de Queso


  • "Macarons de Chocolate"

    Receta Macarons de Chocolate


    Esta es una de las mejores y más preparadas recetas de a la hora de hacer macarons, ya que suelen gustar a la mayoría, sobre todo a los más pequeños y a los amantes del chocolate. Te detallamos la receta paso a paso para que te salgan perfectos estos macarons de chocolate.

    Ingredientes:

    Ingredientes:

    - 325 gramos azúcar glas
    - 200 gramos almendra molida
    - 175 gramos claras de huevo
    - 50 gramos azúcar
    - 35 gramos chocolate en polvo

    Ingredientes para el relleno:

    - 200 ml de nata para cocinar
    - 200 gramos de chocolate para postres

    Preparación:

    A la hora de preparar estos estupendos macarons de chocolate vamos a comenzar tamizando la almendra molida, que puedes comprar ya molida o molerla en casa empleando una picadora o una Thermomix. Hay que dejarla bien fina y tamizada, de hecho si la tamizas un par de veces mejor aún. Después tamizamos también el azúcar glas y el chocolate en polvo, que puedes cambiar por cacao en polvo si prefieres que te queden menos intensos los macarons de chocolate. Al acaba mezclamos los tres ingredientes y los reservamos.

    Por otro lado vamos a dejar listo el relleno, para lo que pondremos a calentar la nata en una cacerola y esperamos a que comience a hervir, entonces retiramos la misma del fuego y echamos el chocolate troceado, y lo removemos hasta que se funda bien con la nata caliente y se forme una mezcla cremosa, con todo el chocolate bien derretido e integrado con la nata. Dejamos templar un poco a temperatura ambiente y después lo metemos en la nevera hasta que vayamos a rellenar los macarons, así se endurecerá un poco.

    Continuaremos separado las claras de las yemas de los huevos, hasta conseguir la cantidad requerida de claras. Las yemas las puedes guardar para emplear en otra receta si quieres, ya que no las vamos a utilizar aquí. Vamos a montar la claras al punto de nieve, para lo que lo mejor es dejar los huevos fuera de la nevera un rato antes de hacerlo, para que estén a temperatura ambiente y sea más fácil hacerlo. Podemos emplear unas varillas a mano o colocadas en la batidora, para facilitarnos el proceso.

    Comenzaremos a batir primer a velocidad lenta y a medida que vayan espumando las claras batidas iremos aumentando poco a poco la velocidad. Una vez que tengamos las claras muy espumosas, agregamos el azúcar y seguimos batiendo hasta que las claras se monten bien al punto de nieve. En ese momento observaremos que al sacar las varillas se forman unos picos con las claras que no se vienen abajo, ya que habrán adquirido mucha densidad y cuerpo y se quedan así sin caerse.

    Y con esto ya tendríamos listos todos los ingredientes para ir formando los macarons, algo que las primeras veces suele costar que queden bien, pero que con la práctica se va mejorando el resultado. Con esta receta tendremos una masa con la que hacer unos 40 o 45 macarons, es decir, tenemos que hornear el doble de mitades, por lo que vamos a coger varias bandejas de horno y les colocamos papel de horno para ir montando los mismos, o bien podemos emplear unos moldes especiales para hacer macarons, que son realmente útiles, sobre todo si nunca los has preparado antes, con los que nos evitamos tener que utilizar el papel para hornear.

    En un bol grande vamos a echar las claras montadas y encima agregamos todos los ingredientes secos y los vamos integrando poco a poco, hasta que se forme una mezcla cremosa homogénea, sin grumos. Hay que dejarlo todo bien mezclado, hasta que la textura de la masa sea perfecta, cremosa y a la vez ligera, que no quede densa pero tampoco queremos que quede demasiado líquida. Cuando la tengamos lista la metemos en la manga pastelera para empezar a hacer los macarons.


    Si vamos a utilizar moldes empezamos a rellenarlos con la manga pastelera, y los vamos colocando sobre las bandejas para el horno, mientras que si no usamos los moldes vamos a ir echando las porciones de masa, pero lo hacemos colocando la boquilla siempre recta y añadiendo la suficiente como para formar los macarons, pero teniendo en cuenta que el tamaño de los mismos va a crecer un poco tras hornearlos, por lo que vamos a dejar estas porciones de un tamaño algo menor que el de un macaron ya hecho.

    Una vez tengamos toda la masa ya repartida por las bandejas que necesitemos, es muy importante dejar reposar la masa al menos una hora a temperatura ambiente, el tiempo necesario para que la parte superior quede un poco endurecida o seca, lo que comprobaremos tocando uno de ellos con el dedo. Una vez pase este tiempo y hayamos comprobado esto que hemos explicado, ponemos el horno a calentar a 150º, y cuando alcance esa temperatura dejamos hornear cada bandeja con los macarons unos 15 minutos más o menos, con el calor por abajo y el reparto de calor activado.

    Cuando pase este tiempo deben quedarnos los macarons bien hechos, un poco más grandes y deben haber subido bien. Sacamos de horno y vamos a dejar templar los macarons a temperatura ambiente, colocados sobre unas rejillas, sin quitar el papel de hornear en caso de haberlo utilizado, para que se enfríen y no “suden” por debajo, ya que quedarían blandos y húmedos. Mientras tanto vamos a sacar de la nevera el relleno, que se habrá endurecido un poco, y lo metemos en la manga pastelera tras unos minutos.

    Una vez los macarons estén fríos, vamos a ir rellenándolos con el relleno de chocolate, usando una boquilla no muy gruesa en la manga pastelera, y vamos colocando otra mitad encima del relleno, y así repetimos el proceso hasta que tengamos ya todos nuestros macarons de chocolate listos para servir y comer, verás cómo triunfas entre tus invitados con ellos. Puedes emplear otros rellenos diferentes para servir los macarons de chocolate de formas variadas si quieres combinarlos.